CERRAR X

El HACCP es un Sistema Preventivo de control de peligros durante el proceso productivo, que permite garantizar la elaboración de alimentos seguros para el consumidor, en base de principios generales de Buenas prácticas de manufactura (BPM), higiene y seguridad en la elaboración, producción, transporte y manejo de alimentos. El proceso de implementación de esta Norma dura entre 7 a 12 meses aproximadamente, dependiendo del tamaño y procesos de la empresa.

 



El Ministerio de Salud, estableció, en forma obligatoria la implementación de Buenas Prácticas de Manufactura y/o del Sistema HACCP en Empresas de Alimentos, a través de una modificación del Reglamento Sanitario de los Alimentos (DS 977), quedando de la siguiente forma: “Los establecimientos de producción, elaboración, preservación y envase de alimentos deberán cumplir con las Buenas Prácticas de Manufactura (GMP) incluidas en este Reglamento de forma sistematizada y auditable.

Aquellos que la Autoridad Sanitaria determine, según criterios establecidos en la norma técnica que para tales efectos dicte el Ministerio de Salud, deberán además implementar las metodologías de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control en toda su línea de producción (HACCP), según lo dispuesto en la Norma Chilena Oficial NCh 2861, vigente”.


Para la implementación de esta Norma, CORFO posee un Instrumento de Fomento a la calidad (FOCAL) para las PyMEs (Empresas que facturen anualmente menos de 100.000 UF), que bonifica el 50% de la implementación y certificación.

¿Qué empresas pueden implementar esta norma?

Empresas del rubro alimentico que quieran identificar y solucionar riesgos sanitarios en la producción de alimentos. Empresas productoras de alimentos, empresas relacionadas a la cadena de distribución de alimentos, Casinos de alimentación colectiva, Hoteles, Restaurantes, Supermercados, fabricantes de envases de alimentos, etc.